Translator

Spanish Arabic Chinese (Simplified) English French German Greek Hebrew Hindi Italian Portuguese Russian

Últimos Contenidos

COLOMBIA Reconcíliate!

Segunda parte del mensaje "Escucha Colombia", el cual insta a la Colombia de paz a la reconciliación con Dios y entre sí.

!Escucha Colombia!

Muy recomendado. Un poderoso, inspirado, claro y contundente mensaje para la Colombia de paz de estos tiempos.  

En la Barca con el Rey

Junio 20 de 2016  

¿Quieres Ser Rico?

Junio 14 de 2016

La tierra estaba sin orden y vacía PDF Imprimir E-mail

Mayo 20 de 2010

Y LA TIERRA ESTABA SIN ORDEN Y VACÍA

En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba sin orden y vacía y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo… Gen. 1: 2

Situación perfecta y apropiada para la obra de Dios. Es precisamente, donde no hay orden y donde hay tinieblas donde el Señor puede obrar, meter su mano, con el fin de ordenar y traer luz, de tal manera que él sea conocido y glorificado. Es la situación perfecta para que el Señor lleve a cabo sus planes y propósitos maravillosos, el tomar para sí un pueblo, que sin él ha andado en tinieblas y sin orden, trasladarlo a su luz admirable y obrar en ese pueblo sus perfecciones. 

Dando gracias al Padre que nos hizo dignos para participar en la herencia de los santos en luz; que nos libró de la potestad de las tinieblas, y nos traspasó en el Reino de su amado Hijo, en el cual tenemos redención por su sangre, la remisión de pecados. Col. 1: 12-14

Nos dice también la escritura en 1 Ped. 2:9 Que su pueblo es linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anuncie las virtudes de aquel que nos ha llamado de las tinieblas a su luz admirable.

La materia prima del Señor es el hombre natural, donde no se encuentra nada bueno, sólo la posibilidad de sembrar la buena semilla, para que sea transformado en un hombre nuevo, con la naturaleza de Cristo, despojado de toda iniquidad, inmundicia y maldad.

Porque somos hechura suya, criados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó para que andemos en ellas. Efesios 2: 10

Es el propósito del Señor santificar un pueblo para su deleite y para su gloria, limpiarnos para que seamos luz y conozcan que él es el Señor. Bendito el Dios y Padre del Señor nuestro Jesús, Cristo, el cual nos bendijo con toda bendición espiritual en bienes celestiales, en Cristo, según nos escogió en él antes del fundación del mundo, para que fuéramos santos y sin mancha delante de él en caridad. Efesios 1: 3-4

Notemos que hemos sido bendecidos con toda bendición espiritual en bienes celestiales para ser presentados santos y sin mancha delante de él. Muchos quisieran que fuera con toda bendición material en bienes terrenales, mezclando lo santo con lo pagano, lo precioso con lo vil; ese es el espíritu de Babilonia.

Hermano o querido lector, te encuentras vacío, o en tinieblas, con tu vida fuera de orden? Ánimo, es la situación perfecta para la mano del Señor, coloca tu vida en sus manos para que haga en ti su obra completa y seas lleno de toda su plenitud. No continúes buscando tu felicidad fuera de Cristo, porque solo en él seremos saciados, solo en él hay descanso, sólo bajo su gobierno y señorío encontraremos paz y gozo, pues estos son el resultado de la justicia (de hacer lo que es agradable delante de él, de hacer Su voluntad).

 

El Señor desea que andemos en la luz, y él es la luz, en la verdad, y él es la verdad, él es el Hijo amado en el cual el Padre tiene contentamiento, ya que no vino a hacer su propia voluntad, ni agradarse a sí mismo, sino al Padre. Es la voluntad del Señor disipar nuestras tinieblas y brillar con su luz admirable, es su voluntad que escuchemos su voz y seamos sus amigos, que andemos delante de él para hacernos perfectos y transformar esta materia prima corrupta en fruto de justicia. Él puede hacerlo, a él se le dio todo poder y autoridad y él lo hará, él es fiel.

 

 
Contenidos: